domingo, 19 de febrero de 2012

NO HAGAS PLANES ANTES DE TIEMPO

Estoy agotado. Hoy entrené tres horas, pues me dijo mi entrenador que pelearía el 25 de febrero en la Arena San Juan, y necesito corregir algunos errores que tengo en mi guardia.
En esta pelea tengo que estar al cien por ciento, ya que la anterior la perdí por confiarme y comer demasiado un día antes.
Toda esta semana y parte de la otra tendré que entrenar tres horas diarias, para tener más condición y no sacar las tripas en el segundo raund.
Debido a esta pelea, lo más seguro es que el próximo fin de semana no salga a ningún lado, porque no me puedo desvelar,  que coraje, porque en estos últimos días he recibido muchas invitaciones; al cumpleaños de una amiga, a la primera comunión de mi sobrino, a unos 15 años  y a pasar el fin de semana en Cuernavaca, cosa que ya tenía planeada con mis amigos desde hace ya unos meses, y lo más seguro es que se enojen al saber que no voy a ir.
Para acabarla de fregar también me dijo mi entrenador, que si gano este fin de semana, peleare el próximo 5 de marzo en el Domo de Ciudad Deportiva, pero la verdad es que yo no tengo muchas ganas, porque  están muy juntas las fechas y no voy a descansar casi nada.
La semana pasada fui a la pelea de una amiga, que entrena en el mismo gimnasio, y me di cuenta que si no entreno las horas necesarias me puede suceder lo que a ella, que cuando llego al gimnasio se sorprendió al ver que su contrincante era la última campeona de los guantes de oro (torneo de aficionados  que se realiza cada año en la Arena México donde hay ganadores en diferentes categorías)  le puso una golpiza que se arrepintió de haber estado tan confiada, pues solo entrenó tres días de la semana. Y desde ese día no se ha presentado a entrenar, no sé si por vergüenza de haber perdido, ya que iba invicta en sus cinco peleas, o porque le dejaron el ojo morado.
Lo único que me queda es no cometer el mismo error y ponerme a entrenar todos los días, aunque tenga mucha flojera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada